miércoles, 16 de febrero de 2011

Blue Valentine


El camino a los Oscar continúa con otra historia de personajes. Al igual que Rabbit Hole, Blue Valentine ha conseguido solamente una discreta, pero bien merecida, nominación a Mejor actriz principal. Lo que me parece injusto en ambos casos es que la nominación haya ido únicamente al rol femenino.

Con cierto paralelismo, la película muestra cómo surge y cómo muere una relación, centrándose ya en momentos cruciales, ya en pequeños momentos. Lo grande de la historia no está tanto en el tema como en la carga emocional.

Se trata de una producción independiente que precisa de pocos elementos para contar una historia desgarradora e intensa. Adjetivos que pecan de tópico entre los críticos, pero adecuados para el caso. Como en toda producción de este tipo, no puede faltar una buena banda sonora.

A pesar de lo modesta, y aunque probablemente me hubiera pasado desapercibida sin la nominación de Michelle Williams, es más que recomendable. Eso sí, buscando el momento adecuado, porque te deja devastado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada